PENSÉE

LA DÉMOCRATIE QUI NE FAIT PAS DU PEUPLE LE RESPONSABLE DE SES DÉCISIONS EST UNE TROMPERIE.

LA RELIGION QUI NE RECONNAÎT PAS LA FOI COMME UN DON PERSONNEL DE DIEU EST UNE MANIPULATION.

LE BIEN COMMUN QUI NE SE FONDE PAS SUR LA JUSTICE ET LA VÉRITÉ EST UNE ESCROQUERIE.

Oscar Fortin

Blog espagnol

mardi 30 mai 2017

A LOS OBISPOS LATINOS EL PAPA HABLA DE CONVERSION




El encuentro de los representantes del Consejo episcopal latino americano (CELAM), el viernes, 26 de mayo, había sido solicitado de parte del CELAM para exponer al papa la situación compleja de la crisis política y humanitaria que se vive en Venezuela. Ya , en principio de mayo, los obispos de Venezuela se habían reunidos para discutir de ese problema. En una declaración oficial, la cúpula episcopal venezolana identifica al  gobierno actual como "Socialismo del siglo XXI", “percibido” como un sistema totalitario, militarista, policial, violento y represor, que ha originado los males que hoy padece nuestro país.” Se opone evidentemente al llamado del Presidente constitucional a la convocatoria de una Asamblea nacional constituyente como  camino hacia la paz. Llama al pueblo a no aceptar esa Convocatoria y de alzar su voz para denunciarla. Sous le couvert du respect des droits de la personne et de la démocratie il vise sous la direction des Etats-Unis la prise de contrôle du Venezuela en passant outre au droit international et à la Charte de l’OEA.


Unas semanas después esa declaración del 5 de mayo, se juntaron en el San Salvador el Consejo episcopal de américa latina. Mas de cientos obispos de todas la partes de América latina, de los Caribes, de Estados Unidos y de Canadá participaron a ese encuentro, recordando, ante todo, los cien anos de nacimientos del obispo Oscar Romero.  Allí, también hablaron mucho de Venezuela, país sometido, según lo entendido, a un gobierno dictatorial y represor. Decidieron nombrar unos obispos para seguir de cerca lo que esta realmente pasando en ese país hermano.


La demanda y la realización del encuentro con el papa Francisco fue iniciativa de los representantes del CELAM.  El papa Francisco les acogió el 26 de mayo. Una parte importante del contenido de lo discutido nos viene del presidente del CELAM, el cardenal   Rubén Salazar Gomes. A la lectura de lo que nos revela el cardenal, resalta como tema principal, como implementar mejor en AL lo referente a Evangelii Gaudiium, Amoris Laetitia y Laudato Si. Según el cardenal esos tres grandes documentos son tres grandes tareas que tienen en el CELAM, pero no saben como tratarlos. Al respecto dialogaron con él papa para recibir las instrucciones que él les pueda dar sobre cómo deben trabajar. El papa Francisco les dijo que se trataba de una conversión profunda que toque toda la Iglesia empezando por los pastores, la vida consagrada, los laicos, pero sobre todo las estructuras, las metodologías, las expresiones.

En cuanto a Venezuela, salieron del encuentro con la convicción que no les corresponde proponer salidas, pero sí el pedir a las partes que se mantengan lo más estrictamente posible dentro de los cánones de la ley y de la Constitución y sobre todo que no se recurra a la violencia. El tono ha cambiado, el comportamiento no es mas dar las soluciones a las partes en conflicto, sino insistiendo  para que los problemas se solucionen por vías políticas, en el respeto completo de las leyes y de la Constitución del país.  En cuanto a la violencia, les pertenece denunciarla y exigir de todos de renunciar a ella para realizar los cambios buscados de unos y de otros.

El papa Francisco, en su homilía del día, en la capilla santa Marta tuvo esa expresión dirigida a los obispos y pastores del mundo “No se creen el centro de la Historia”. Hace unos días tuvo esa otra reflexión “Sin discernimiento la fe es ideología”. No hace duda que esas reflexiones le vienen de lo que ve y vive. Quiere que todos los pastores vuelven a una espiritualidad de camino cuyo destino esta entre la manos del Espíritu Santo.

El hecho que el papa ponga de nuevo la importancia por los obispos de dar vida a los tres documentos mencionados, constituye en si una llamada a la conversión. Hablar del capitalismo salvaje en un contexto de oligarquías que viven de  ese mismo capitalismo exige una verdadera conversión a los evangelios y a una autentica solidaridad humana.

Los países de América latina son múltiples y todos tienen serios problemas. Pobres, homicidios, exclusión social, corrupción y tantos otros problemas llaman en prioridad a los obispos estar al lado y del lado de los sufren de esos males.

Oscar Fortin
El 30 de mayo 2017



 


Aucun commentaire: